Las claves de la sostenibilidad en el sector aeroespacial y de defensa

El transporte aéreo, que existe desde hace más de 100 años, es responsable del 3 % de las emisiones de CO2 mundiales. Pese a que los aviones son infinitamente más eficientes (un 80 %) que en la década de los 60, los objetivos de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible pasan por una reducción de las emisiones a la mitad para 2050, una cifra que las aerolíneas han aceptado y buscan incluso mejorar. De hecho, la Ley Europea del Clima pretende alcanzar una Unión Europea neutral en carbono -emisiones netas cero de gases efecto invernadero- para esa fecha. Y los expertos confían en que los aviones serán 100 % eléctricos en 20 años.

Un estudio realizado por la Universidad de East Anglia (Reino Unido) y publicado en la revista Nature Climate Change, asegura que durante los meses de confinamiento debido a la pandemia COVID-19, en España se redujeron las emisiones hasta en un 10 % dada la paralización del sector aviación. Mientras los países se enfrentan ahora a una desescalada o a una vuelta a la ‘nueva normalidad’ tras meses de confinamiento, Dassault Systèmes, protagonista clave de la industria, comparte lo que cree son las principales tendencias del sector aeroespacial y de defensa, para ser más sostenibles en los próximos años:

  • Las aerolíneas y navieras deben reducir sus emisiones con motores y carburantes más eficientes, por lo que se busca una mayor inversión en I+D+i y el desarrollo de nuevos combustibles. Hasta ahora, los aviones pueden usar un 50 % de los nuevos combustibles sostenibles, mezclados con el queroseno de origen fósil, pero se está investigando en el biocombustible del futuro, que permitirá a las compañías usar estas fuentes orgánicas, que a día de hoy tienen un coste muy elevado.
  • El aumento de la concienciación ambiental de algunos ciudadanos, favorecido por el disfrute de unos paisajes limpios de contaminación durante el confinamiento, ha agilizado los trámites de las aerolíneas para dejar de explotar aviones grandes y conformar su flota con otros más modernos y competitivos, que reduzcan la huella medioambiental considerablemente. Estos serán más pequeños y eficientes, tendrán un menor gasto de combustible y producirán menos ruido.
  • Para compensar las emisiones que producen, algunas compañías apoyan la reforestación, desarrollan energías renovables o reducen y limitan la producción de residuos en los vuelos, por ejemplo, sustituyendo los envases no reciclables de los packs de comida o evitando imprimir en papel copias innecesarias. Estas energías limpias también pueden usarse en las instalaciones, como aeropuertos o fábricas, para contribuir a la sostenibilidad.
  • Aeropuertos como el de Copenhague, por ejemplo, están haciendo uso de tecnologías digitales de vanguardia para ofrecer la mejor experiencia al usuario, a la vez que buscan cumplir con los estrictos requisitos técnicos y sostenibles. Tecnologías como los gemelos virtuales pueden ayudar a crear una réplica idéntica del aeropuerto, con todas sus instalaciones, servicios y usuarios, para planificar sobre ellas diferentes escenarios y simular ideas antes de aplicarlas en el mundo real. Los gemelos virtuales permiten aumentar la productividad, el coste y la eficiencia operacional y ayudan a gestionar de forma eficiente el tráfico aéreo y a optimizar las rutas, reduciendo las emisiones.
  • Todo tipo de empresas están utilizando tecnologías digitales para crear nuevas categorías de movilidad aérea sostenible. Un claro ejemplo es la startup israelí Eviation Aircraft, que está haciendo uso de la solución industrial ‘Reinvent the Sky’ de la plataforma en la nube 3DEXPERIENCE de Dassault Systèmes. La compañía es pionera en la movilidad aérea eléctrica, habiendo desarrollado en sólo dos años el primer prototipo de Alice, su avión regional de cero emisiones y 100 % eléctrico, que ya tiene clientes en Estados Unidos. Gracias a esta solución, Eviation Aircraft ha podido trabajar en el campo del 3D y la simulación para lograr una colaboración fluida entre todos sus departamentos. Una vez comercializada, su aeronave será capaz de transportar hasta 9 pasajeros y 2 miembros de la tripulación en una cabina durante 1.045 km a una altitud de más de 3.000 metros.

Dpto. Comunicación
Cadtech
comunicacion@cadtech.es

Entrada anterior
Webinar: Gestión de datos de simulación
Entrada siguiente
Webinar: Simplify your mold tooling design with 3DEXPERIENCE
Menú